Q&A  | 

La emergencia climática con Tim McPhie, portavoz de Acción Climática y Energía de la EC

“Deberíamos dejar de pensar en los productos tecnológicos como desechables.”

SHARE

Tim McPhie es portavoz de Acción Climática y Energía de la Comisión Europea, organismo que ha diseñado el Pacto Verde Europeo. Sus objetivos son ambiciosos: una Europa neutral a nivel de emisiones en 2050, economía circular, reducción de la contaminación y recuperación de la biodiversidad y planificación de la financiación necesaria para todo ello. Un plan que algunos tildan de poco realista, pero que McPhie considera “será un éxito y dará ejemplo”.

¿Estamos a tiempo de revertir el cambio climático?

En el momento en el que estamos, «revertir» no es realmente la palabra que deberíamos utilizar. Los científicos están de acuerdo en que lo que hay que hacer ahora, y con urgencia, es mitigar los efectos más graves del cambio climático reduciendo las emisiones de gases invernadero a la atmósfera. Por esta razón, 195 países firmaron el Acuerdo de París en 2015, comprometiéndose a mantener el aumento de la temperatura media global por debajo de los 2°C y a continuar los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 ºC. La UE está desempeñando un papel de liderazgo en este esfuerzo global a través del Pacto Verde Europeo, que tiene como objetivo aumentar la ambición climática tanto en Europa como fuera de ella y hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro en 2050.

 

¿Qué aportará el Pacto Verde Europeo para 2050?

El Pacto Verde Europeo es la agenda de crecimiento de la UE y su plan para hacer que la economía europea sea sostenible. Se trata de garantizar la salud y el bienestar de los ciudadanos de toda Europa. Es una agenda transformadora que reúne diferentes políticas para abordar el cambio climático, revertir la pérdida de biodiversidad y eliminar la contaminación mediante la construcción de una economía más circular en Europa. La neutralidad climática para 2050 se plasmará en una Ley sobre el clima que garantizará que todas las políticas de la UE contribuyen a este objetivo y que todos los sectores de la economía y la sociedad desempeñen su papel.

 En el contexto de la pandemia de coronavirus, el Pacto Verde Europeo también es un motor clave de la recuperación económica de Europa. Históricamente en Europa hemos reducido emisiones mientras crecía la economía y ésta es la base de nuestro trabajo continuo. El Green Deal es una hoja de ruta para combinar una mayor ambición climática con la prosperidad económica y el crecimiento sostenible.

 

Ursula von der Leyen ha llamado al Pacto Verde Europeo "el momento del hombre europeo en la luna". ¿Por qué es así?

El Green Deal requiere que cambiemos totalmente cómo hemos estado haciendo las cosas y que re imaginemos nuestro futuro por el bien de nuestra gente y nuestro planeta. Es una oportunidad única para que Europa transforme su economía y deje atrás políticas que no tienen en cuenta el impacto de nuestras acciones en el planeta que nos sustenta.

 

Horizon Europe 2020 respaldará nuevas tecnologías, soluciones sostenibles e innovación disruptiva en Europa y el mundo para la consecución del Pacto Verde Europeo. ¿Cómo puede la tecnología ayudar a mitigar el cambio climático e implementar el Pacto Verde Europeo?

Lograr una economía circular y climáticamente neutra requerirá que desarrollemos tecnologías innovadoras en sectores industriales clave para 2030. 

Las áreas prioritarias incluyen hidrógeno limpio, pilas de combustible y otros combustibles alternativos, almacenamiento de energía y captura, almacenamiento y utilización de carbono. No podemos hacer esto sin invertir en investigación e innovación.

 Las Cuatro Misiones del Pacto Verde propuestas en el marco de Horizon Europa son excelentes ejemplos de investigación e innovación ambiciosas y a largo plazo en áreas clave: océanos, mares, aguas costeras y continentales saludables; Ciudades climáticamente neutrales e inteligentes; Salud del suelo y alimentación; y Adaptación al cambio climático, incluida la transformación social.

 

Sin embargo, la gran industria tecnológica o big-tech está ubicada principalmente en EE.UU, que se retirará del acuerdo de París el próximo 4 de noviembre y tampoco se alineará con el Green Deal europeo. En su búsqueda por alcanzar los objetivos del acuerdo, ¿utilizará Europa recursos tecnológicos que cumplan con el Pacto Verde Europeo?

Existe una clara necesidad de fuertes sinergias entre las transiciones ecológicas y digitales en las que se está embarcando la UE y el sector digital, incluídas las grandes tecnológicas, que tiene un papel crucial en la descarbonización de nuestras economías. Las tecnologías digitales son un posibilitador fundamental.

La Comisión estudiará medidas para garantizar que las tecnologías digitales como la inteligencia artificial, el 5G, la computación en la nube y el edge computing y el Internet de las cosas puedan acelerar y maximizar el impacto de las políticas para hacer frente al cambio climático y proteger el medio ambiente. 

La digitalización también presenta nuevas oportunidades para el monitoreo a distancia de la contaminación del aire y el agua, o para rastrear y optimizar cómo se utilizan la energía y los recursos naturales.

 

¿Cuáles son los principales problemas ambientales de la industria tecnológica y cómo debería cambiar desde dentro?

Las empresas de TIC desempeñarán un papel fundamental en todo el proceso y necesitamos su participación total. Europa necesita un sector digital que convierta la sostenibilidad en una de sus prioridades. 

La Comisión sopesará medidas para mejorar la eficiencia energética y el rendimiento de la economía circular del propio sector, desde redes de banda ancha hasta centros de datos y dispositivos TIC. 

La Comisión también evaluará la necesidad de una mayor transparencia sobre el impacto medioambiental de los servicios de comunicaciones electrónicas, medidas más estrictas a la hora de desplegar nuevas redes y los beneficios de apoyar los planes de devolución para incentivar que las personas devuelvan los dispositivos que ya no usan como los teléfonos móviles. tabletas y cargadores.

 

¿Cómo podemos cada uno de nosotros, como individuos, contribuir a mitigar el cambio climático desde la perspectiva del consumo de tecnología?

El cambio climático nos concierne a todos y todos podemos actuar. Si todos hacen pequeños cambios en nuestro comportamiento podemos lograr un gran impacto. 

Cuando se trata de la forma en que consumimos tecnología, deberíamos pensar en términos de una economía circular: reparar, reutilizar y reciclar siempre que podamos. Deberíamos dejar de pensar en los productos tecnológicos como desechables. 

Podemos donar equipos eléctricos viejos, por ejemplo, a escuelas o centros comunitarios, para que otros puedan reutilizarlos; comprar baterías recargables y reciclarlas una vez que lleguen al final de su vida útil y llevar los productos eléctricos no deseados a un punto de recogida local o devolverlos al minorista para que se puedan reciclar los valiosos recursos que contienen.

 

¿Podrá el Pacto Verde Europeo detener la degradación ambiental en todo el mundo?

Por sí solo, el Pacto Verde Europeo no será suficiente. Pero el objetivo del Pacto Verde no es sólo cambiar nuestra economía y estilo de vida en Europa, sino actuar como ejemplo e inspiración para otros países del mundo. El éxito del Pacto Verde Europeo demostrará que la acción responsable sobre el cambio climático y la prosperidad económica no son mutuamente excluyentes, y ayudará a persuadir a nuestros socios internacionales para que hagan los mismos cambios.