Q&A  | 

¿Cómo influyen las redes sociales en nuestro voto? Con el Pew Research Center

“Las redes sociales más influyentes controlan el contenido de sus feeds mediante algoritmos informáticos que clasifican y priorizan las publicaciones y otro contenido en función de los intereses de cada usuario.”

SHARE

El Pew Research Center (PRC) es un grupo de pensamiento no partidista que informa a los ciudadanos sobre los problemas, comportamientos y tendencias globales. Realizan encuestas de opinión, investigación demográfica, análisis de contenido y otras investigaciones sociológicas basadas en datos sin tomar posición política.

El Pew Research Center ha compartido con Digital Future Society los resultados de sus investigaciones sobre la influencia de la tecnología en la democracia y la política, así como la opinión del público al respecto. Una cosa parece clara: el ciudadano medio es consciente de la manipulación de la información en las redes sociales y de cómo esto conduce a radicalizar posiciones.

A tenor de las investigaciones del PRC, ¿afecta la disrupción digital a la democracia?

Durante el verano de 2019, el Pew Research Center e Imagining the Internet Center de la Universidad de Elon reunieron a un grupo de expertos en tecnología para conocer su opinión sobre los posibles efectos del uso de la tecnología por parte del ciudadano en la democracia. 

En total, 979 innovadores tecnológicos, desarrolladores, líderes empresariales y políticos, investigadores y activistas formaron parte de este análisis […]. Aproximadamente la mitad predice que el uso de la tecnología por parte de los humanos debilitará la democracia de aquí a 2030 debido a la velocidad y el alcance de la distorsión de la realidad, el declive del periodismo y el impacto del capitalismo de la vigilancia. 

Un tercer grupo espera que la tecnología fortalezca la democracia a medida que los reformadores encuentren formas de luchar contra los “guerreros de la información” y el caos.

¿Cómo puede Internet conducir a una mala toma de decisiones políticas?

Jonathan Morgan, investigador senior de diseño de la Fundación Wikimedia, describió el problema de esta manera: «Me preocupan, sobre todo, tres cosas. 1) El uso de las redes sociales por parte de grupos interesados en difundir desinformación de manera estratégica y coordinada con la intención de socavar la confianza de las personas en las instituciones y / o convencerlas de que crean cosas que no son ciertas. 2) El papel de las plataformas cerradas, registradas y administradas por empresas con fines de lucro en la difusión de información a los ciudadanos, recopilación de información de (y sobre) los ciudadanos y en involucrar a grupos con intereses políticos. Estas plataformas no han sido diseñadas para ser un “bien digital común», no son igual de accesibles para todos y no se administran con el objetivo de promover el bienestar social o la participación cívica a gran escala. Los objetivos de lucro de estas empresas, los modelos de negocio, las prácticas de recopilación de datos, la opacidad y el poder de los procesos / procedimientos (y, por lo tanto, la resistencia frente a la regulación emprendida con fines prosociales) las hacen poco adecuadas para promover la democracia. 3) El creciente papel de vigilancia de los propietarios de plataformas digitales (y otros actores económicos que recopilan y tramitan datos de rastreo digital) y de los actores estatales, y el poder cada vez mayor de las tecnologías de vigilancia basadas en aprendizaje automático para capturar y analizar datos, y cómo esto amenaza la capacidad del público para participar de forma segura y en los mismos términos en debates cívicos «.

 

Según los datos recopilados por el PRC, ¿son las redes sociales una forma generalizada de informarse sobre política?

Informarse a través de redes sociales es algo cada vez más común. Más de la mitad de los adultos estadounidenses se informan a través de las redes sociales con frecuencia o en ocasiones (55%), frente al 47% en 2018. Esto significa que tres de cada diez estadounidenses se informan a través de las redes sociales frecuentemente (28%), frente al 20% en 2018.

Facebook es, de lejos, la red social que más usan para informarse. La siguiente red social más popular a nivel informativo es YouTube (el 28% de los adultos reciben noticias por este canal), seguido de Twitter (17%) e Instagram (14%). Otras redes sociales (incluidas LinkedIn, Reddit y Snapchat) tienen menores audiencias de noticias.

Junto con Facebook, Twitter y Reddit destacan como las plataformas donde más noticias reciben los usuarios: un 73% de los usuarios de Facebook, el 71% de Twitter y el 62% de Reddit. 

El ciudadano medio, ¿es consciente de la naturaleza a veces falsa o sesgada de la información que ve en las redes sociales?

La mayoría dice que las empresas de redes sociales tienen demasiado control sobre las noticias en sus plataformas, y que el papel que juegan las empresas de redes sociales en la distribución de noticias resulta en una peor combinación de noticias para los usuarios. Al mismo tiempo, las redes sociales son ahora parte de la dieta informativa de cada vez más ciudadanos de los EE.UU.

Las redes sociales más grandes controlan el contenido de sus feeds mediante algoritmos informáticos que clasifican y priorizan las publicaciones y otro contenido en función de los intereses de cada usuario.

Estos sitios permiten a los usuarios personalizar estas configuraciones, aunque a tenor de investigaciones previas muchos estadounidenses no entienden por qué se publican ciertas informaciones en sus noticias en Facebook. 

Las empresas de redes sociales han establecido medidas en relación a las publicaciones, que incluyen priorizar ciertas fuentes de noticias, prohibir o limitar otras que producen contenido de poca calidad y utilizar sus políticas de monetización para desalentar determinados comportamientos.

¿Han aumentado las redes sociales el riesgo de interferencia en unas elecciones nacionales por parte de países extranjeros?

Según una encuesta del Pew Research Center realizada del 27 de julio al 2 de agosto, tres cuartas partes de los adultos estadounidenses aseguran que es muy o algo probable que Rusia u otros gobiernos extranjeros intenten influir en las elecciones presidenciales. De hecho, hasta el 44% asegura que es muy probable.

Al mismo tiempo, los estadounidenses están poco seguros de que el gobierno federal esté haciendo  esfuerzos serios para proteger las elecciones estadounidenses de la piratería informática y otras amenazas tecnológicas.

¿Se ha convertido Internet en una forma de involucrarse políticamente?

Los usuarios de redes sociales más jóvenes son más susceptibles de verlo así que otros más mayores. Aproximadamente seis de cada diez (58%) personas de entre 18 y 29 años afirman que las redes sociales son importantes o muy importantes para ellos a la hora de involucrarse en asuntos políticos y sociales que consideran importantes. 

Un análisis independiente de tweets por parte del Pew Research Center detectó un uso sin precedentes del hashtag #BlackLivesMatter en Twitter. El hashtag se había utilizado aproximadamente 47,8 millones de veces entre el 26 de mayo y el 7 de junio.

Los usuarios negros e hispanos (60% y 57%, respectivamente) de redes sociales son más propensos que los blancos (39%) a afirmar que las redes sociales son importantes o muy importantes para encontrar a otras personas que comparten sus puntos de vista sobre temas esenciales. Existen brechas raciales similares cuando se les pregunta sobre la importancia de estos sitios para involucrarse en temas que les interesan o darles un lugar para expresar sus opiniones políticas.