video  | 

El precio de los datos: ¿son los datos el nuevo petróleo?

SHARE

Cada vez que utilizamos un dispositivo conectado a Internet o navegamos por la red, nuestros datos son recopilados por diferentes empresas proveedoras de  servicios en línea. Desde los gigantes tecnológicos, hasta cadenas supermercados, compañías aseguradoras y empresas de todo tipo: todas ellas tienen acceso a nuestra información y, a partir de ella, crean sus productos. Es decir, los consumidores nos hemos acabado convirtiendo, a la vez, en sus proveedores.

Entendiendo esta situación, el gobernador de California, Gavin Newsom,  anunciaba en marzo de este mismo año, su intención de desarrollar una tasa que compense a los usuarios por el uso que las empresas hacen de sus datos. Es decir, que los californianos reciban una compensación económica por los datos que, a día de hoy, ofrecen gratuitamente.