Innovacció 2030
Reto: Turismo Sostenible en el Eixample

En los últimos años se ha experimentado un importante incremento en el número de visitantes y turistas en la, convirtiéndose en una de las ciudades más visitadas del planeta. El turismo es la cuarta actividad económica creadora de riqueza en la ciudad i genera más de 150.000 empleos directos e indirectos, y es la cuarta actividad económica creadora de riqueza en la ciudad. Al mismo tiempo, el crecimiento del turismo ha generado problemas y desafíos para la ciudad, hasta el punto de convertirse en una de las principales preocupaciones de los ciudadanos en los últimos años.

La pandemia de la COVID-19, sin embargo, ha supuesto un fuerte impacto en el sector turístico y económico, con especial incidencia en barrios como el Eixample o Ciutat Vella que acaparan gran parte de la oferta turística y número de visitantes de la ciudad.

Sin embargo, la crisis derivada de la COVID-19 es una buena oportunidad para rediseñar las futuras políticas de promoción económica basadas en un turismo más sostenible, alineado con el Plan estratégico de turismo 2020 de Barcelona y con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. En este contexto, la tecnología y la digitalización son herramientas que juegan un papel fundamental para afrontar los retos sociales y ambientales de nuestra sociedad. De esta forma, la tecnología puede ayudar a convertir el turismo en un agente de cambio para fomentar estilos de vida, hábitos de consumo y modelos productivos más sostenibles.

El distrito del Eixample es una de las zonas con una mayor afluencia de turismo por el hecho de que en su territorio se encuentran algunas de las atracciones turísticas más importantes de la ciudad como son la Sagrada Família, la Pedrera, y algunas de las vías más emblemáticas como el Paseo de Gracia o la Rambla de Cataluña. Esto lo convierte en un distrito idóneo para testear herramientas y soluciones innovadoras que fomenten un turismo más sostenible y que ayuden a superar los desafíos que esta actividad supone para la ciudad. En esta dirección, el Distrito del Eixample ha identificado 3 temáticas relevantes en las que desarrollar proyectos innovadores. Estas temáticas son: datos y movilidad; gestión del patrimonio y promoción económica; comunicación inteligente.

Temáticas

La gestión de flujos de peatones es uno de los grandes retos de la ciudad turística, y es fundamental gestionarlos de forma eficiente para que no derive en problemas en el espacio público o en la convivencia con los vecinos y vecinas. Para dirigir este reto, es importante disponer de herramientas que ayuden a mejorar la recogida de datos sobre flujos de peatones para promover un ambiente respetuoso con el vecindario, fomentando la diversificación del turismo en la ciudad. De este modo, el Distrito tiene el objetivo de mejorar la calidad y cantidad de datos e información recogidas sobre la movilidad de los turistas y visitantes, así como implementar herramientas que ayuden a analizar y entender los datos y/o realizar predicciones sobre flujos de visitantes en zonas específicas del distrito.
El distrito del Eixample aglutina gran parte del patrimonio arquitectónico y cultural de la ciudad de Barcelona, así como un gran número de restaurantes y comercios, muchos de ellos emblemáticos. En muchas ocasiones, sin embargo, el turismo se concentra en aquellos activos turísticos más icónicos, como pueden ser la Sagrada Família o la casa Batlló, mientras que otros activos tienen una afluencia mucho menor. En este sentido, el Eixample tiene el reto de promocionar la diversidad del patrimonio del distrito para diversificar el turismo y generar un impacto positivo en diferentes áreas económicas, favoreciendo al comercio de proximidad y restaurantes del Eixample. De este modo, es muy importante disponer de herramientas digitales que fomenten una gestión sostenible del patrimonio, a través de la promoción de su diversidad y su protección, al tiempo que maximicen el impacto económico en el comercio de proximidad por para fomentar el mayor retorno social posible de la actividad turística, incidiendo sobre todo en los elementos que garanticen la redistribución de la riqueza.
Barcelona tiene el objetivo de adaptar la estrategia y los instrumentos de comunicación a los nuevos retos planteados, con la intención de mejorar la comunicación turística en origen y destino. Una comunicación dirigida a los visitantes que les permita entender el destino más allá de sus puntos turísticos. y que ayude a promocionar la amplia diversidad de servicios, establecimientos y patrimonio de la ciudad mejorando la experiencia para los y las turistas. De este modo, el Distrito quiere disponer de herramientas tecnológicas y/o digitales que ayuden a mejorar la comunicación con los y las visitantes a través del perfilado, la comunicación por geolocalización o la coordinación de la información turística entre los diferentes agentes (visitantes, agentes cívicos, oficinas de información turística, agentes privados, etc.) para potenciar el patrimonio y promocionar la riqueza comercial y gastronómica del distrito.

El reto

En 2019, Barcelona se acercó a los 12 millones de visitantes, después de un crecimiento sostenido durante los últimos 20 años. El sector del turismo es de uno de los sectores económicos más relevantes de la ciudad, que genera más del 8,6% de la ocupación de Barcelona y supone un más de un 7% del PIB.

Las características territoriales muestran que Barcelona es una ciudad pequeña en cuanto a las dimensiones geográficas, 101 km2, con una densidad de población alta, 15.887 habitantes por km2, y con una ocupación territorial alta si se compara con otras ciudades europeas.

Además de estas características del territorio, es imprescindible tener en cuenta que el turismo tiene una tendencia a la concentración en ciertos puntos geográficos. Tanto la oferta turística, como la demanda, tienden a distribuirse de forma desigual en el territorio, con barrios y zonas de alta intensidad turística y otros de baja intensidad. El Eixample es uno de los territorios de mayor intensidad turística. El Eixample es uno de los territorios de mayor intensidad turística concentrando la mayor oferta de alojamiento de la ciudad. En 2019 contaba con 21.505 plazas hoteleras y 29.754 plazas de viviendas de uso turístico, ambas por encima del distrito de Ciutat Vella. Por otra parte, en el Eixample se sitúa el icono de la Sagrada Família, con 4,5 visitantes con entrada, y dos de los otros principales puntos de interés dentro del ranking de visitantes, La Pedrera y la Casa Batlló con 1 millón de visitantes anuales cada una en 2019.

El impacto de la COVID-19 en el sector turístico de la ciudad, sin embargo, ha sido muy relevante debido a la reducción del número de visitantes (2,1 millones en 2020) y el cierre parcial o total de muchas de las actividades y servicios turísticos. Sin embargo, las previsiones indican que el sector recuperará el 60% de su actividad previa a la COVID-19 en 2022 y estará plenamente recuperado en 2023.

En este sentido la pandemia debe entenderse como la premisa para fomentar un sector turístico con mayor atención a la calidad y la sostenibilidad, con una atención más personalizada gracias a la tecnología y los datos.

Además, el fomento del turismo sostenible está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Nacionales Unidas, concretamente con el ODS 10, en lo referente a la Reducción de las desigualdades, el ODS 11, dirigido a las Ciudades y comunidades sostenibles y el ODS 12, dirigido a Producción y consumo responsables.
La convocatoria busca identificar proyectos piloto innovadores con base tecnológica dirigidos a fomentar el turismo sostenible en el distrito del Eixample de Barcelona en alguna de las 3 temáticas mencionadas: 1) Datos y movilidad, 2) Gestión del patrimonio y promoción económica y 3 ) Comunicación inteligente.

La solución debe tener un nivel de desarrollo tecnológico igual o superior a TRL6 (Technology Readiness Level) y su implementación debe ser técnicamente viable en un plazo inferior a 12 meses. Se valorará positivamente que las soluciones requieran poca infraestructura y/o que sean económicamente accesibles y que tengan potencial de escalabilidad en otras zonas de la ciudad.

Se otorgará un premio que el ganador utilizará para la implementación de un proyecto piloto en el distrito del Eixample de la ciudad de Barcelona.
Por poner algunos ejemplos, las soluciones pueden enfocarse, entre otros, en:
• Herramientas para el recuento y/o predicción de flujos de visitantes
• La gamificación y promoción de la diversidad del patrimonio cultural a través de tecnologías como la realidad aumentada
• La comunicación por segmentación y/o geolocalización mediante tecnologías Beacon
• La detección de patrones de comportamiento de los turistas.
• Soluciones integradoras que aumenten la relevancia de la propuesta.

Las soluciones presentadas deben contribuir a alcanzar algunos de los objetivos transversales establecidos en el plan estratégico de turismo 2020 de la ciudad de Barcelona como son:
• Favorecer un mayor retorno social y redistribución de la actividad turística.
• Reforzar la vinculación del turismo con los sectores económicos estratégicos de la ciudad.
• Promocionar el comercio y la gastronomía local.
• Mejora del encaje entre los usos turísticos y ciudadanos.
• Extender el Compromiso de Sostenibilidad Turística Biosphere a las empresas y servicios turísticos en el conjunto del sector.
Impulsores

Fechas clave

FAQs

Cualquier entidad jurídica puede presentar una propuesta sin restricciones geográficas o de tamaño de la entidad solicitante.
La convocatoria va dirigida a soluciones con un grado de madurez tecnológica superior o igual a TRL6. Las soluciones deben estar preparadas para testearse en un entorno real y tiene que proporcionar resultados concretos y medibles.
Sí, las propuestas pueden estar escritas en inglés, catalán o castellano.
La propuesta ganadora recibirá un apoyo económico de hasta 40.000€. Sin embargo, la organización solicitante deberá aportar como mínimo el 20% del presupuesto total del proyecto. Sólo se dispondrá del apoyo económico para aquellas actividades y aspectos directamente relacionados con la implantación del piloto y no se podrá incluir ningún gasto en personal, viajes o dietas.
El proceso de evaluación está formado por tres fases. La última fase incluye un comité de evaluadores externos que escogerá la solución ganadora. Puedes encontrar más detalles en los términos y condiciones de la convocatoria.
Puede enviar un correo a [email protected] Te responderemos lo antes posible.