Q&A  | 

Bill Dutton

«Estar Online en un lugar relativamente seguro para estar»

SHARE

Bill Dutton es catedrático de Política de Medios e Información en la Universidad Estatal de Michigan, donde es Director del Centro Quello. Fue director fundador de OII, miembro del Balliol College y primer catedrático de estudios de Internet en la Universidad de Oxford.

¿En qué áreas clave puede mejorar las vidas el acceso a Internet?

Información. Información. Información. Y esto es aplicable a todas las áreas de nuestra vida cotidiana y nuestro trabajo. Las personas que logren obtener acceso a información de gran calidad, con una relevancia inmediata para sus problemas, en cualquier momento, desde cualquier lugar y sobre cualquier tema, aumentarán su poder comunicativo frente a otros actores.

El empoderamiento de las personas interconectadas hará posible lo que he dado en llamar un nuevo «Quinto Estado», más poderoso, receptivo y democrático que el Cuarto Estado de la prensa independiente, pero que lo complementa.

¿Dónde ve las áreas más conflictivas en términos de ubicación, pero también demográficos?

El acceso a banda ancha supone un desafío mayor en zonas rurales profundas, totalmente remotas. Sin embargo, las zonas empobrecidas de las ciudades principales y la periferia también se enfrentan al desafío de obtener acceso a servicios de banda ancha en los hogares más allá de en los teléfonos móviles.

Existe el riesgo inherente de una brecha móvil cada vez mayor, en la cual aquellas personas con múltiples dispositivos con más potencia y flexibilidad tendrán más poder comunicativo que aquellas personas que solo cuenten con teléfonos móviles.

Demográficamente, las personas mayores han sido las que se han enfrentado a un mayor reto por el auge de Internet, pero con la evolución de los teléfonos móviles con Internet, incluso los jóvenes se enfrentarán a desafiados por el hecho de depender demasiado del acceso móvil, lo cual limitará su capacidad de destacar en muchas actividades que requieran la forma escrita, como hacer sus tareas o escribir una novela.

¿Por qué algunas personas todavía optan por no acceder a Internet aun teniendo la oportunidad?

Hoy en día, existen muchos entendidos y políticos que atemorizan a las personas con los posibles daños derivados del uso de Internet y las redes sociales. Todos deberían leer la bonita historia de Mark Twain «The Dangers of Lying in Bed» (El peligro de quedarse en la cama), que escribió para abordar el pánico de las personas a morir en un tren descarrilado. Estar Online es un lugar relativamente seguro en el que estar.

Un problema aún mayor es que Internet es una tecnología experimentada, como hemos señalado anteriormente. Puede explicarles las ventajas de usar Internet o buscar, por ejemplo, a una persona, pero ellos no podrán comprender completamente su significado hasta que no lo utilicen y experimenten lo poderoso puede ser.

Uno de los problemas más difíciles es lograr que las personas que creen que no necesitan Internet lo utilicen.

Lo bueno es que las personas con experiencia online pueden ver y juzgar por sí mismas el valor de Internet y las redes sociales.

Pero los expertos, los políticos y los académicos no deberían subestimar el impacto que sus historias de terror podrían tener para una persona o comunidad que podría beneficiarse realmente al estar conectada y hacer uso del mundo online.

En el sector educativo en particular, ¿la rápida evolución actual de las tecnologías está disminuyendo la brecha digital o contribuyendo a su crecimiento?

Internet ha supuesto todo un éxito para la educación informal, fuera de las instituciones educativas.

En mi opinión, aún no hemos descubierto cómo explotar el potencial de Internet dentro de las instituciones educativas formales.

En cierta medida, los estudiantes se dan cuenta de esto por sí mismos, simplemente utilizando las tecnologías para sus proyectos y trabajos fuera de clase, pero por lo general las instituciones educativas continúan adoptando y adaptando nuevas tecnologías para reforzar la enseñanza presencial en el aula, y esto no ha demostrado ser tan efectivo. En la mayoría de las aulas, el profesor está en el centro, y las nuevas tecnologías ayudan al profesor a seguir siendo el foco de atención. En Internet y en la educación informal, el alumno está en el centro de la red.

Las desigualdades se acentúan cuando la educación no se modifica fácilmente según el contexto local. ¿Cómo podemos hacer que Internet sea más inclusivo?

Tenemos que facilitar y alentar a las personas y las comunidades a crear contenido, no solo a consumir el contenido creado por otros. Algunos pensaron que Internet admitiría un único idioma común, pero ha reforzado y avivado la sostenibilidad de las comunidades lingüísticas conectando a personas de todo el mundo.

Es preciso que se produzca material en todos los idiomas y culturas y, sin embargo, algunas tendencias en el uso de Internet están debilitando la producción e imitando los medios de comunicación más tradicionales (véanse los éxitos de los dispositivos móviles).

Una velocidad lenta y barreras en el acceso conllevan problemas cotidianos como la dificultad para acceder al colegio o hacer las tareas. Pero ni siquiera el acceso garantiza un uso real del potencial educativo de las TIC. ¿Cómo podemos garantizar el éxito?

Corrigiendo. Las redes inalámbricas o de banda ancha no serán la fórmula mágica que resuelva los problemas con las tareas o la educación en general.

Los avances técnicos son importantes, pero es necesario que vayan acompañados por iniciativas culturales, sociales y políticas que den prioridad a la educación y al aprendizaje.

La motivación parece ser la mayor barrera, especialmente para aquellos grupos con menos recursos. ¿Cómo podemos motivar a las personas para que usen Internet? ¿Podrían ser las redes sociales la respuesta?

En nuestra investigación sobre el uso de Internet en Detroit, descubrimos que la mayoría de los hogares estaban realmente interesados ​​en estar conectados. Es decir, la idea de que las personas sin recursos no tienen interés en estar conectados es en gran parte un mito.

Cualquier persona de cualquier estrato social puede encontrar un valor en estar conectado porque podrá encontrar material y comunicarse sobre casi cualquier asunto. Internet es el único sitio donde puedes encontrar a otras personas interesadas en cosas como el «planchado extremo».

Siendo voluntario en un comedor social para personas sin hogar, me llamó la atención la cantidad de personas sin recursos que utilizaba los ordenadores para hacer cosas como buscar apoyo social, encontrar un pariente perdido o ver un vídeo en YouTube.

¿Ha creado la globalización barreras adicionales en lo que respecta a la alfabetización informática de adultos?

La globalización ha reforzado el valor de la alfabetización informática de los adultos. Algo más de la mitad de la población mundial está online, pero la otra mitad no lo está y no puede acceder a los recursos de información global que sí están al alcance de los usuarios de Internet.

Se trata de un tema muy amplio, pero todos los aspectos de la globalización están respaldados por un Internet global y abierto y, por otra parte, la evolución de Internet debería respaldar la globalización, pero aún más si también se respalda la alfabetización informática de los adultos.

A medida que aumenta el uso de las pantallas entre los hijos de las familias más empobrecidas de Estados Unidos, los hijos de la élite crecen con acceso limitado y una mayor interacción humana. ¿Se va a revertir la brecha digital algún día?

Está aumentando la creencia de que pasar demasiado tiempo frente a una pantalla tendrá un impacto negativo en la educación y en el aprendizaje. Por un lado, demasiado de cualquier cosa, ya sean novelas románticas o juegos de mesa, podría perjudicar a la educación y al aprendizaje en un sentido amplio. Por otro lado, la investigación no solo ha sido muy contradictoria sobre el impacto del tiempo frente a una pantalla, sino que es un poco idealista y tiene el tono ignorante de los debates del pasado. Piense en el momento en el que aparecieron la informática y los ordenadores personales, en el que académicos como Seymour Papert afirmaron que la informática era muy prometedora para la educación por su «capacidad de retención». Tradicionalmente, uno de los mayores desafíos para la educación infantil ha sido mantener la atención sostenida de los niños en actividades educativas y de aprendizaje, como prestar atención en clase. Actualmente yo lo experimento cuando le leo a mi nieta.

La principal promesa de la informática – a través de las pantallas – ha sido la extraordinaria capacidad de retención de la tecnología interactiva manteniendo la atención de los jóvenes estudiantes. Tengan pues cuidado con lo que piden.