Q&A  | 

Brooks Rainwater, experto en innovación en las ciudades

"Una smart city recopila, agrega y analiza información en tiempo real a través de la tecnología para mejorar la vida de sus residentes".

Tags: 'Brooks Rainwater' 'Center for City Solutions' 'National League of Cities' 'Smart Cities'

SHARE

Brooks Rainwater es el director de la estadounidense National League of Cities’ (NLC) Center for City Solutions. Rainwater define las líneas de investigación, los programas de participación ciudadana y de divulgación para ayudar a los gestores de ciudades de todo el mundo a crear economías locales fuertes y seguras así como vecindarios dinámicos, infraestructuras de primer nivel y un desarrollo sostenible.

¿Nos podría explicar brevemente en qué consiste su trabajo?

Dirijo la National League of Cities (NLC) Center for City Solutions (centro de soluciones para ciudades de la liga nacional de ciudades). Investigamos y analizamos temas clave y tendencias importantes para las ciudades, así como soluciones creativas para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en ellas.

Investigamos y analizamos temas clave y tendencias importantes para las ciudades, así como soluciones creativas para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en ellas.

Entre mis funciones está la de definir la agenda de investigación de la NLC, supervisar la asistencia técnica que proveemos, liderar los programas de educación en este campo, cultivar talento, desarrollar personal y ejercer como portavoz de una miríada de problemas en las ciudades. Gestiono un equipo de 25 expertos en el campo de política urbanística y ejerzo como consultor para ciudades tanto en los Estados Unidos como a nivel global. Mis principales focos de investigación son la economía digital, la movilidad, el futuro del trabajo y la democracia local.

¿Qué es una smart-city?

Una smart-city o ciudad inteligente es una ciudad que ha desarrollado una infraestructura tecnológica que le permite recopilar, agregar y analizar información en tiempo real para mejorar la vida de sus residentes. Las smart-cities deberían centrarse en crear infraestructura y generar información inteligentes, en la eficiencia y la excelencia administrativa, y en propiciar una robusta participación ciudadana.

Las smart-cities deberían centrarse en crear infraestructura y generar información inteligentes, en la eficiencia y la excelencia administrativa, y en propiciar una robusta participación ciudadana.

Los avances en tecnología están muy vinculados con la evolución de las ciudades. Cada día el mundo está más conectado y con ello las ciudades irán integrando cada vez más proyectos urbanos inteligentes para mejorar la seguridad pública, la sostenibilidad, los objetivos de movilidad, y favorecer la igualdad en la toma de decisiones.

¿Cuáles son los principales problemas de las ciudades hoy en día?

El problema más acuciante es la naturaleza cambiante de la mano de obra y la desigualdad en constante aumento. Con nuestra evolución hacia una economía de servicios, y con la tecnología como principal impulsor económico, cada vez más ciudadanos -y más lugares- se quedan atrás. La riqueza ha ido fluyendo hacia las capas de arriba, y muchas ciudades pequeñas no prosperan como lo hicieron en épocas anteriores. Hace falta aunar esfuerzos a todos los niveles de gobierno para contrarrestar estas desigualdades conforme avanza la cuarta revolución industrial.

¿Cuáles son los principales problemas en términos de igualdad en las ciudades?

Los cambios económicos propiciados por la transformación tecnológica. Los beneficios de la tecnología para la sociedad son asombrosos, pero necesitamos políticas dirigidas a aliviar las necesidades de las personas y reforzar las redes de seguridad social para que la transición al futuro liderada por las ciudades que todos queremos ver sea la mejor posible.

Los beneficios de la tecnología para la sociedad son asombrosos, pero necesitamos políticas dirigidas a aliviar las necesidades de las personas y reforzar las redes de seguridad social para que la transición al futuro liderada por las ciudades que todos queremos ver sea la mejor posible.

A medida que los trabajos se van volviendo cada vez más cualificados, necesitamos establecer las vías para que las personas puedan realizar esa transición hacia los trabajos del futuro, mientras imbuimos a la sociedad de esa mentalidad emprendedora. Los líderes locales están centrados en encontrar soluciones para reducir las desigualdades de la sociedad, y las ciudades, cada vez más motores económicos globales han de ser el origen de estos cambios.

¿Cómo pueden ayudar a reducir desigualdades las ciudades inteligentes?

Las smart-cities son funcional y fundamentalmente el conjunto de herramientas necesarias para que los líderes de las ciudades y sus funcionarios puedan ofrecer servicios esenciales a los residentes. Al mismo tiempo, estas herramientas digitales mejoran las vías de comunicación para propiciar una mayor participación ciudadana y que ésta tenga lugar en tiempo real. Si somos capaces de centrar el debate entorno a la igualdad, los líderes de las ciudades podrán utilizar la tecnología como una fuerza beneficiosa en ese sentido, reconociendo al mismo tiempo que los cambios en la era tecnológica pueden dejar a determinadas personas atrás. Es tarea de todos asegurarnos de que las tecnologías de las ciudades inteligentes aporten a la sociedad y no tengan un efecto negativo.

Usted ha afirmado que el 5G cambiará las ciudades y las convertirá de nuevo en lugares para las personas. ¿Podría explicar cómo?

Creo que el 5G es una herramienta que permitirá acelerar enormemente las transacciones digitales y propiciará que florezcan las nuevas tecnologías urbanas. Cuanto mayor sea la capacidad del 5G y de los ordenadores, mayores serán los intercambios y las conexiones instantáneas con los vehículos conectados -y autónomos, en un futuro-, lo cual es beneficioso.

Cuanto mayor sea la capacidad del 5G y de los ordenadores, mayores serán los intercambios y las conexiones instantáneas con los vehículos conectados -y autónomos, en un futuro-, lo cual es beneficioso.

A mayor velocidad, mejor comunicación entre las personas. Tengo la esperanza de que el 5G hará que las interacciones sean más seguras contrarrestando así la infiltración digital, utilizando por ejemplo sistemas basados en el block-chain. Finalmente, cuanto más usemos 5G para mejorar la adaptación entre la movilidad y el entorno urbano, más humanas serán las ciudades.

¿Quedarán atrás aquellos con menos acceso a la tecnología o menores conocimientos

Así será a no ser que creemos políticas para ayudarles a superar ese problema. El sector público tiene una serie de herramientas para lograrlo, pero la prioridad número uno debería ser invertir correctamente en educación pública.

La prioridad número uno debería ser invertir correctamente en educación pública.

Otro recurso público vital es el sistema de bibliotecas. Hoy en día son instituciones con un pensamiento tecnológico avanzado que sirven a comunidades tanto grandes como pequeñas en todo el mundo.

¿Cuán inteligente es una ciudad dependiente de la tecnología?

La tecnología no es lo que hace que una ciudad sea inteligente. Son más bien las personas que la utilizan las que hacen que la ciudad triunfe. Necesitamos seguir centrándonos en las personas, y pensar cómo podemos favorecer a todos los miembros de nuestras comunidades.

Necesitamos seguir centrándonos en las personas, y pensar cómo podemos favorecer a todos los miembros de nuestras comunidades.

La tecnología puede mejorar nuestras ciudades, pero es un origen, no un objetivo.

Las ciudades están invirtiendo en sistemas de transporte inteligentes, siendo los coches sin conductor uno de sus pilares. Sin embargo, cada vez más urbes están prohibiendo la circulación de vehículos (por ejemplo Londres), y muchos problemas de salud tienen que ver con el sedentarismo. ¿No sería más inteligente desprenderse de los coches e incentivar sistemas de transporte más activos?

Cada vez más ciudades están prohibiendo la entrada de coches en determinadas calles y limitando el uso de vehículos. Son buenas noticias para las personas que viven en esos lugares y los visitan. Con demasiada frecuencia se toman decisiones que priorizan los coches frente a las personas. Ahora estamos viviendo un renacimiento urbano en las ciudades, y con la llegada de tantas opciones de movilidad es crucial crear el espacio para todas ellas. Algunos serán coches, pero también habrá trenes, metros, tranvías, autobuses, viandantes, bicis, motos y otros. La ciudades son, ante todo, para las personas.